sábado, 28 de agosto de 2010

Teresa Laner - Nati in Trentino


Enrico Laner - Nati in Trentino


Scalpellino

Querido padre:

espero que estén bien. Yo también estoy de buena salud. El motivo por el que durante estos dos años no pude escribir es que me lastimé el brazo derecho. Escribir bien no podía, escribir mal no quería.

"Algo así decía la primera carta que el hermano de Erina Baroldi escribió a sus padre en Poia. Nunca más volvió a dar noticias. Este hombre vivía en Tandil, y se había lastimado el brazo porque trabajaba en las canteras de granito, fabricando adoquines.

Viste como hacían los adoquines, y ganaban una miseria, como todos nosotros, los que no teníamos cerebro. Imagináte, cincel y martillo, cada vez mas finito hasta que queda la forma del adoquín, y hay que hacerlos todos iguales, parejitos. No sé si a veces no corta un poco, la piedra bruta, tallada así. Como los adoquines chiquitos de la vereda del Teatro Municipal o la escalinata del correo. Vos sabés qué trabajo. Es que esa es la piedra más dura que existe. Fijate que pasaban por encima las ruedas macizas de los camiones de Salvadori, y no se hundían. Hasta a Europa llevaban esos adoquines. Imagináte.
Usaban el escalpelo, el cortafierro para el adoquín.

Igual que el padre, en Poia. Hizo el dintel de la puerta de la casa, todo en piedra, y el Ponte dei Servi, sobre el río, con unos leones tallados."

Battaias


1916: en Poia, frente a la puerta de su casa, posan los hermanos Battaia: con su madre, Elisa Alberti y con su abuela, María Grandi  Virgilio, Amelia, Emma, Rosina y Abramo, el más chiquito. Se ve, claramente, el dintel de la puerta, tallado en piedra por el padre, Luigi Battaia, que era scalpellino, y que no aparece en esta foto porque está en la guerra.

A fines de 1926 Emma, de veinte años, llega a Buenos Aires, para casarse con Camillo Ferrari en Bahía Blanca. Su hermano mayor, Virgilio, de 24, la acompaña.

En 1931 llega Abramo, con 17 años, eludiendo probablemente alguna guerra colonial, y en 1948, Amelia, después de una decepción amorosa.

Allá quedan dos hermanos, Rosina y Erino.

Helos aquí, unos cuarenta años más tarde, en Bahía Blanca: Virglio, Emma, Amelia y Abramo Battaia


Siempre se mantuvieron unidos, se reunían siempre, y comían polenta con pajaritos. Virgilio y Amelia, los tíos solteros, se ocupaban de mimar a los sobrinos, los hijos de Emma y de Abramo.

Solamente Abramo volvió a ver la casa de sus padres, en 1968 y en 1975, el dintel tallado -que sigue estando ahí-, y el Ponte dei Servi, en Ponte Arche.

Emma falleció en 1965, Amelia en 1970, Virgilio en 1975, y Abramo en 1998.

Vigilio Battaia


martes, 24 de agosto de 2010

"Golondrinas" trentinos

Vea, yo no sé de qué fuente pero Aniceto, con otro Ferrari, fueron los primeros a Tandil que sembraron trigo; y tuvieron la oportunidad que, en el campo de ellos vino el general Roca, que en aquel tiempo era presidente, para ver el resultado de la siembra. Después se volvieron a Italia. (Luis Sansoni, nacido en Poia, Lomaso en 1903, sobrino de Aniceto Ferrari)



Los adultos: Amabile Sansoni, Aniceto Ferrari y Rosina Bellotti
Los niños: Agostino, Camillo y Cornelio Ferrari

Aniceto Ferrari, nacido en Poia en 1856  fue uno de los varios miles de inmigrantes que entre 1880 y 1900 vinieron, trabajaron un tiempo en el campo y se volvieron. Si Sansoni no fabula con los datos de la historia argentina, podemos suponer que su tío estuvo dando vueltas por la provincia de Buenos Aires entre 1880 y 1886.

Recién en esos años, después de la "Conquista del Desierto" y durante la presidencia de Roca, se inició la ocupación efectiva del centro de la provincia de Buenos Aires mediante el empleo de la tierra para el cultivo de cereales, se extendieron las líneas ferroviarias y Bahía Blanca y Tandil, que hasta ese momento habían sido fortines, es decir, puestos de avanzada en la frontera hacia la Patagonia, empezaron a transformarse en ciudades.

Sansoni dice yo no sé de qué fuente: de ese flujo, de ese ir y venir de gente que en muchos casos hacían dos o tres cosechas y se volvían a casa, es de donde provenían las noticias más fidedignas de "l'America", de lo que contaban los que volvían o los que escribían cartas a sus familias. Saber que en Bahía o en Tandil estaba tal o cual pariente o vecino, saber que se podía venir, trabajar un tiempo y volver, servía como motivación para que muchos viniesen y probasen suerte en la zona. Probablemente algún otro de esos Ferrari pariente de Aniceto Ferrari no haya vuelto a casa.

Treinta años después, sus hijos Camillo, Agostino e Cornelio, y su sobrino Luigi Sansoni, vinieron a este mismo lugar y se quedaron.


15 de agosto de 2011
Tenemos buenas razones para pensar que quien vino con Aniceto era su hermano Giuseppe Ferrari

domingo, 22 de agosto de 2010

Los Hueller Lungati



Desde Roncegno, Domenico Hueller, Anna Rozza y su pequeña hija Emma Hueller llegaron a la zona de Tornquist, en 1908. Ahí se ubicaron como arrendatarios de uno de los grandes estancieros de la zona.
En 1938 en un artículo del diario La Nueva Provincia hace referencia a la familia:


En esta fotos aparecen Emma casada con Emmanuele Hueller, de Roncegno también él, quien llegó hasta Tornquist a trabajar en la cantera de la estancia Funke en 1925. (y que según cuenta Noemí, la hija de ambos, ¡no eran parientes!)
Está también Fortunata Bazzanella, de  Marter, casada con uno de los hijos de Domenico.
De cada uno de ellos nos ocuparemos en su momento.

Por ahora aclaremos que allá, en su pueblo, a los Hueller de Domenico como eran todos altos, les decían los "Lungati"; los de la familia de Emmanuele a todos los hijos mayores les ponian de nombre Pietro y por eso les decían " I Pierinati".

viernes, 20 de agosto de 2010

Luis Sansoni - Nati in Trentino


Foto de familia

En la esquina de Rondea y Castelli estaba  la casa de la familia de Francesco Nardelli.
Uno de sus hijos, Francisco, nacido en Bahía Blanca en 1937, con la ayuda de la libreta de matrimonio de sus padres cuenta:


Papá nació el 26 de julio de 1888 vino de Sopramonte cuando tenía 14 años; en 1905 empezó a trabajar en Buenos Aires, en el matadero, porque tenía unos primos; de ahí se vino a la casa de los Menestrina.




En 1911 se casó con Concepción del Valle, de Bahía Blanca, y tuvieron diez hijos pero aquí se ven solamente algunos, porque la foto es de 1924: Julia a la izquierda (1912), Blanca, en la punta a la derecha (1913), Mario, al lado de Julia (1914), Rodolfo (1916), María Esther, sentada sobre un banquito (1917-1956), Roberto Roque en la falda del papá (1919-1985), Leonor Adriana, la más chiquita sentada sobre un almohadón (1921-1999). La foto es del 24 así que todavía faltan, Nora, otro que falleció,

y yo, el último de los mohicanos, que nací en enero del 37.


lunes, 16 de agosto de 2010

Giocondo Menestrina


Todavía está en pie la casa donde funcionó desde 1904 y hasta mediados de los años 30 la fonda de Menestrina.
Si en Buenos Aires hubo muchos conventillos donde convivían varias familias, en los diarios de Bahía de principios de siglo se habla todo el tiempo de las fondas: miles de inmigrantes, italianos o de otros lugares, hombres solos en su gran mayoría, con una cama (si tenían suerte), en una pieza por unos pocos pesos, se las arreglaban, por mucho tiempo o unos pocos días, hasta que conseguían trabajo, hasta que se volvían a trabajar al campo, o hasta que se volvían a Italia. Claro que si la fonda era de algún conocido, compaesano, o pariente, siempre era mucho menos penoso.

Giocondo Menestrina había llegado a Buenos Aires con su hermano Adriano y ahí se había casado, en 1901, con María Segatta, como él, de Sopramonte y en San Fernando, habían tenido su primer hijo, Juan Luis. Recién ahí llegan a Bahía Blanca, a la calle Tucumán, en la época en que todavía estaban abriendo ¡las calles con dinamita! A la fonda de Menestrina llegaban italianos de todas partes, muchos de ellos recomendados por el sacerdote de La Piedad. A esa casa llegó, en 1912, el sobrino de María, Francesco Nardelli.

Después, Menestrina abrió una carnicería, al lado de su casa (es el edificio oscuro que se ve en la foto) hasta que en los años 50 se la vendió a Atilio Raguzzi.


Giocondo y María tuvieron, además de Juan Luis, tuvieron nueve hijos. Tres de ellos murieron siendo niños; y los otros, después de haber estado como pupilos en Fortin Mercedes desde la escuela primaria, se dedicaron todos a la vida religiosa: Angel y José se ordenaron sacerdotes, y Luisa, Ana, María Auxiliadora y Julia, monjas de María Auxiliadora. El Vaticano los condecoró por haber dado tantos hijos a la Iglesia.


Sólo Juan Luis se casó con Pura Josefina Barreiro y tuvieron una hija Josefina, que es la nena que aparece en la foto y  quien nos contó estas cosas.
Giocondo falleció en 1956 y María, en 1962.

Hasta fines de los años 80 las hermanas Menestrina todavía vivían en la casa contigua a la de sus padres -como si fuera un santuario- y Abramo Battaia les llevaba vino una vez por semana.


domingo, 15 de agosto de 2010

           Giovanni Menestrina       +       Giulia Nardelli 



Giocondo Menestrina        +        Maria Segatta
31-7-1878                                    



                                                                           

Giocondo Menestrina - Nati in Trentino


jueves, 12 de agosto de 2010

Viaje

Tres días después de haber partido de Génova rumbo a Buenos Aires, Abramo Battaia, de 18 años, escribe esta tarjeta a sus padres y hermanas:






 Napoli, 12-1-931


Cari genitori non pensate a me che se continuano così non a paura dal mare. Qua c’è il Segalla che dice se mi piace il vino datillo a me ma a tutti ci piace perche e buono qua almeno ….si mangia la sua ministra la verdura pasta sutta pane carne da pranzo e mezo litro a testa da cena una minestra e pane la collacione caffe. Non cista più vi saluto. Abramo Battaia

Queridos padres: no se preocupen por mí, que si seguimos así, no tengo miedo del mar. Aquí está el Segalla que si no me gusta el vino, dénmelo a mí, pero a todos nos gusta, porque es muy rico. (…)
Comemos sopa, verdura, pasta, pan, carne en el almuerzo y medio litro de vino por persona, en la cena una sopa y pan, y en el desayuno, café. No tengo más lugar. Los saludo. Abramo Battaia.

miércoles, 11 de agosto de 2010

Amelia Battaia


Ignotos trentinos ferroviarios

En cada página de los libros de Personal de la compañía Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico, aparecen los datos de los obreros incorporados en el lapso 1900 - 1924. Dado que en cada registro se consigna no solamente nombre, fecha de nacimiento y oficio sino también ciudad o pueblo de origen, se puede saber con precisión quiénes venían efectivamente del Trentino. De un total de 5 tomos, y una apabullante mayoría de marchigianos, estos son los obreros de origen trentino que aparecen registrados:


ROSSA, Pedro: nacido el 16 de julio de 1868 en Condino, Trento, Austria. Trabajó desde el 8 de febrero como peón, en 1911 como guarda de cambio, y desde 1918 hasta 1920 como guarda puente en Berraondo. Hasta 1924 sigue en servicio.

TABEROTTI, José: nacido el 21 de diciembre de 1874 en Levico, Trento, Italia. Desde el 26 de febrero de 1917 trabajó como capataz en Juan A. Pradere hasta el mes de agosto. Reingresa nuevamente el 12 de febrero de 1920 como peón artesano y sale el 11 de diciembre de ese mismo año por reducción de personal.

AGOSTINI, Manuel: nacido el 12 de Mayo de 1872 en Terlago, Trento, Italia. Entró el 26 de noviembre de 1919 y hasta el 26 de agosto de 1920 trabajó como peón en la cuadrilla artesanos del departamento Vías y Obras. El 11 de diciembre de 1920 salió por reducción de personal.

BASSETTI, Virgilio: nacido el 15 de junio de 1867 en Santa Massenza. Fue peón artesano, entre el 21 de junio y el 11 de diciembre de 1920.

CAPELLETTI, Manuel: nacido el 19 de enero de 1883 en Trento. Peón, salió en 1920 por reducción de personal.

y
STECK, Jorge: nacido el 19 de marzo de 1904 en Romagnano, Trento, Italia. Ingresó en Talleres Bahía Blanca Noroeste el 29 de noviembre de 1923 como herrero y se jubiló en marzo de 1955.

En esos años, antes de radicarse aquí definitivamente o de regresar a Italia, era muy frecuente que se desplacen continuamente de un lugar a otro en busca de trabajo, como peones en el campo, como albañiles, o jornaleros en cuadrillas ferroviarias temporarias o en la estiba en el puerto.

Salvo de esta última persona (de quien nos vamos a ocupar extensamente más adelante -vide link sobre el nombre de Steck-, de ninguno de los otros hemos podido encontrar datos que prueben su permanencia en la ciudad y menos aún su radicación definitiva en ella. ¿A dónde habrán ido? ¿Qué habrá sido de ellos?

martes, 10 de agosto de 2010

MARIO GROSSELLI - CEMLA


JULIO GROSSELLI - CEMLA


GIUSEPPINA GIANORDOLI - NATI IN TRENTINO


GIUSEPPE FERRARI - NATI IN TRENTINO - CEMLA


Egidio Ferrari


Cornelio Ferrari - Nati in Trentino - CEMLA


Angel Ferrari - CEMLA


Agostino Ferrari


Celestina Franceschini de Debortoli


Germano Debortoli - Nati in Trentino - CEMLA


¿De dónde?

¿Cómo es esto? Un señor de apellido Rossa, que viene de Condino, Trento, "Austria"?

Foto: Registro de personal - Vías y Obras -
Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico
Museo Ferrowhite - Bahía Blanca


Esa fue la situación de los inmigrantes trentinos que llegaron antes de 1914, que fueron registrados con nacionalidad austríaca. Es que durante cien años, desde 1814 y hasta fines de la primera guerra mundial, el Trentino formó parte del Imperio Austríaco. Eso fue lo que les sucedió también a Nardelli, a Onorati, a Menestrina, a Hueller; y por esa razón, estando ya acá en Bahía Blanca tuvieron que tramitar años más tarde, el reconocimiento de la ciudadanía italiana.

Manuel Agostini


Virgilio Bassetti


domingo, 8 de agosto de 2010

¿Quiénes formaron el Circulo Trentino?

Aunque hubo inmigrantes trentinos en esta zona desde principios de siglo XX, recién en 1989 un grupo formado por trentinos y por hijos o nietos de trentinos ya fallecidos formó el Círculo Trentino de Bahía Blanca.


Comision Directiva Círculo Trentino de Bahía Blanca, 1992

Reunión del CT, 1993

En la primer foto aparecen:
María Bertotti, nacida en Povo en 1923;
Mario Groselli, nacido en Lasino en 19   junto a su esposa Sara,
Carina Brini, nieta de Emma María Hueller, nacida en 1909 y Emmanuel Hueller, nacido en 1901, ambos de Roncegno;
Francisco Nardelli padre y Francisco Nardelli hijo, hijo y nieto de Francisco Nardelli, nacido en Sopramonte en 1888.
Flavia Iturrioz, hija de Franca Bonvecchio, nacida en Trento en 1930
Marcello Nicolussi, nacido en Pergine en 1939, junto a su hermana Carmen Nicolussi,nacida también ella en Pergine en 1941
y en el extremo derecho, Giulio Groselli, hermano de Mario, nacido también él en Lasino en 1925.

En la segunda foto, los que están de pie son:
Carlo Dal Ponte, nacido en 1932 en Vigo Lomaso
Angelo Ferrari, nacido en 1926 en Poia.

También Alicia Onoratti, nieta de    Onoratti nacido en el Bleggio Inferiore en 1898, participó activamente desde su inicio en las actividades del Círculo.

Algunos de ellos vinieron llamados por familiares o conocidos; ellos a su vez permitieron la llegada de otros compaesani. De todas esas historias, de toda esa gente, iremos tratando en estas páginas.


viernes, 6 de agosto de 2010

Los abuelos de Javier Severini

Bruno Debortoli con su señora, sus hijos, su hermano y su cuñada

Esto cuenta Javier sobre su familia:
Mi abuelo se llamaba Bruno David Debortoli, vino desde Roncegno Terme - Trento en el 1928, cuando tenia 5 años, con su madre (Celestina Franchequini) el motivo fue que se escaparon de la guerra, el padre (Germano Debortoli) se quedo en Italia combatiendo y cuando terminó la guerra o cuando se pudo escapar (bien no se sabe), vino para Argentina a encontrarse con su esposa y su hijo que habian emigrado un tiempo antes, llegaron al puerto de Bs As y de ahi se fueron a Tornquist, ya que tenian conocidos que estan radicados en esta zona.

Familia Debortoli en Tornquist,
Bruno está de pie justo detrás de su padre Germano y su madre Celestina

El oficio de la familia era construir casas por encargo: a eso se dedicaban juntos Germano, Bruno, mi abuelo, y luego, mas tarde, los otros dos hermanos, Aldo y Mario nacidos en Argentina, al igual que su hermana  Ema.
Alrededor de los 22 años Bruno conoce a mi abuela Clara Pfund porque se encontraban trabajando en una chacra cercana al campo donde ella vivia y se comenzaron a ver en los bailes del pueblo. Al poco tiempo se casaron en Tornquist y se vinieron a vivir a Bahia Blanca al barrio Mariano Moreno, donde formaron su familia con sus dos hijos, Mabel Ester Debortoli y Alberto Oscar Debortoli, siguiendo con su oficio de toda la vida la construcción de casas junto con su hijo Alberto.

Bruno bailando
Bruno trabajando en la construcción

Mabel tuvo dos hijos, yo y Andrea y Alberto tuvo tambien dos hijos Diego y Georgina, quienes continuaran el apellido Debortoli.

Los abuelos de Natalia y Valeria Rocco


Estas son fotos de los bisabuelos y abuelos de Valeria y Natalia Rocco.

Elisabetta Bolognani (nuestra bisnonna), junto a su madre y a su hermano en Vigo Cavedine

Unos años más tarde, en 1925, vemos en las calles de Vigo Cavedine a Elisabetta Bolognani junto a su marido, Alfonso Turrina, y a su pequeña hija, Giuseppina (nuestra nonna).




Al año siguiente, en 1926, Alfonso parte hacia Argentina, junto a su hermano y primos. Diez años más tarde, en 1936, parten también hacia Argentina Elisabetta con su hija Guiseppina, de ya 11 años. Arriban al puerto de Buenos Aires el 22 de octubre de ese año en el buque AUGUSTUS
En esta foto vemos a Elisabetta y a Alfonso junto a sus hijos. Detrás de Alfonso, Giuseppina la mayor y la única trentina de los seis:
Giuseppina se casó con Elio Rocco, también italiano pero de la Provincia de Le Marche –Macerata-. Aquí los vemos junto a sus tres hijos: Luis, Daniel y Julio (nuestro papá):